jueves, 3 de marzo de 2011

Escuchate

By Elycka

Capitulo 3 Todo está en la mente

A la mañana siguiente me despierto aturdida y cansada ya que no pude dormir mucho por andar dándole vueltas al asunto, mas que dormir tuve una pesadilla.

Aunque no creo que sea enserio eso de dejar de ser amigas. Oh si?, lo mejor será esperar a que se calmen y luego todo volverá a la normalidad, eso creo.

Una semana a pasado desde la discusión que tuvimos; si les llamo pregunta si sigo pensando lo mismo y les digo que si.

Esa es mi manera de pensar.¿Que otra cosa quieren escuchar?. Aunque talvez y tengan algo de razón.
¿Pero?¿Como?
Si las cirugías existen es por algo
¿No?
Aunque Sara dijo que muchas personas morían por hacerse una y Yaz por andarse medicando y esas cosas.

¡Pero cielos! ¿¡Por que están difícil esto!?
¿Que quieren que escuche?
¿Que onda con mi corazón?
¿Que ahora resulta que habla y camina?
¿Mis sentimientos?¡Por que dijeron eso?

Me levantó y me miro al espejo mientras intento comprenderlo.Las personas son felices si tienen esos cuerpazos ¿Oh no?.

Aunque eso de quedar irreconocibles no me gustaría solo una arregladita talvez una subida de aquí y otra de acá, aunque viéndome bien pues no estoy tan mal,
¡Ah pero que estoy diciendo! ¡Claro que estoy mal solo es cuestión de mirarme y ya!.

-Hay Roxana a ver cuando te dejaras de ver en ese espejo ojala y un día se te rompa a ver si así dejas de perder tanto tiempo.- Me grita mi madre

-Hay mama!-

-Puras tonterías te metes en la cabeza por tanto tiempo que pierdes mirándote ahí.
-Si mama ya pues!-

-Si mama ya pues, ya pues tu a ver cuando sales de ahí, que no piensas ir a la fiesta del hermano de Sara?-

-¿Fiesta?¿Que Fiesta?

-La del hermano de Sara que no me escuchaste ¿Que no me escuchaste? ¡Mira que nomás te entra por el oído y te sale por el otro!-

-Pero si ni siquiera estoy invitada!-
-A como no, si hoy me llamo la Sara para invitarte, es mañana a las 8:00 en su casa.

-Hay pues ya veré

-Así se pierden las amigas, ni que tuvieras otra cosa que hacer, ya te dije que un día de estos, voy a ir a tu cuarto y voy a tirar todas esas revistas y los espejos que nomás te sirven para perder el tiempo ya veras, y ya me voy.

-Para perder el tiempo es lo único que dicen que sirven ¿Que ya la convencieron a ella, para que dijera eso tambien?.-