sábado, 6 de julio de 2013

El Diario de Allen- El novato

By TheWickedNightmare


"Incluso la más pura alma
 llega a ser manchada con sangre..."




Nila esperaba ansiosamente que yo al fin eligiera un arma, pero es que aun no me cabía en la cabeza portar una, no me gusta para nada la violencia aun que fuera con quien fuera. Humamos o no, vivos o muertos quienes fueran los daimon.

Su insistencia era feroz cada día de entrenamiento me daba una nueva arma, cada día era una diferente más letal que la anterior , más grande, más chica, más ligera, más pesada; y no pareciera que solo ella quisiera que eligiera ya mi arma sino también todos los demás, supongo que me esperaban ya ; porque con Nila solo era aprender combate con armas, aun me esperaba Anke guardián de Nila que me enseñaría el combate cuerpo a cuerpo.Usar mis manos para quitarle la vida a alguien muerto o no, no me agradaba para nada pero ellos insistían en que el poder de las palabras ya no servía con ellos, su alma ya no estaba ni corazón ni razón alguna quedaba en esas criaturas nocturnas que el infierno albergaba. Aun no los conocía físicamente aunque un enfrentamiento se acercaba junto con la curiosidad de todos de como reaccionaria. 
Finalmente se dio el día todas las armas estaban dispersas en el suelo, todas y cada una de las cuales yo ya sabía usar. Quise usar algo parecido a lo primero que me enseño Nila los sai su arma favorita, pero ella me dijo que no que debía usar algo que en verdad fuera mi pasión, que los sai no eran para mi, como tampoco el mazo,el hacha de guerra ,navaja,maza de tres cabezas,la alabarda, los más atrevidos usaban arcos con filo y lanzas. Pero yo no me imaginaba usando tales cosas para sangrientas batallas como describían ellos. Finalmente me decidí por una, era fácil de usar y me había vuelto muy veloz al usarla, "de los más rápidos espadachines que hubiera" me decía Nila y los demás espadachines que había ahí; era de casi un metro de largo simplemente me encantaba, yo la practicaba más para deporte que para otra cosa.Maravillada Nila me dijo que me fuera con Anke después de otro mes extenuante logre hacerme de una figura más robusta y fuerte que jamás pensé tener pues no era que me importara mucho el aspecto físico, mis compañeros en la universidad lo empezaron a notar pero solo eso, no sabían el porque de aquel cambio y no era como si les interesará. 
Al terminar el mes Nila, Anke y algunos otros empezaron a planear un ataque, puesto que se estaban dando muchas apariciones de los daimon en un mismo lugar. Al pasar los días yo seguía entrenando ahora con ambos Nila y Anke cuando al fin lo anunciaron:- Mañana partiremos en cuanto el sol se oculte, en el parque de Fisa ( no era lejos de mi casa al menos). ¿Todos lo han entendido?-. Todos asentimos mañana seria el gran día... mi día.
Estábamos todos reunidos en el parque, la oscuridad se hacía presente y un extraño ambiente comenzaba a rodearnos; yo no sabía que sentir si felicidad o miedo algunos me decían que hoy dejaría de ser por fin un novato y sería un guía de verdad, otros me decían que tuviera mucho cuidado y no me confiara. Nila fue la primera en ver a los daimon fue diciendo que fueran de dos en dos acercándose.
-Estas listo?-
-No lo sé-
-Pues es ahora o nunca!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario