lunes, 27 de enero de 2014

Ange ou Demon Der Anfang

By TheWickedNightmare

Ange ou Demon
El Guardián
Der Anfang
Capitulo 4






Todos iban aprendiendo distintos modos de pelea pero el que más aprendía era Zarcos, que quería venganza,matar aquellos que mataron a su amada, y aunque no eran pensamientos buenos eran una gran motivación, muchos le veían con cierto recelo, pero sabían que no dañaría a alguno de ellos o a los humanos. Termino por dominar más armas y combate cuerpo a cuerpo; conforme más mortales ascendían, de los cuales generalmente eran guerreros entre ellos se compartían todo aquel aprendizaje,desde guerreros feroces,soldados de la edad media,hasta samurai,ninjas toda clase de hombres y mujeres iban aprendiendo, no solo para defenderse ellos mismos sino también para que nunca jamás volviera a derramarse sangre como aquella vez.Se pensaba que todo combate había sido aprendido, bajo toda clase de arma, hasta que un día Zarcos descubrio uno más, que las alas podían servir de escudo y también atravesar a los Daimon,cual filo de espada; cuando por fin pudo estar frente a uno de ellos y le hicieron lo mismo rodearlo solo pensó en protegerse y vio como sus alas se juntaban y cortaban los miembros de los Daimon mientras se volvían duras y de un color plateado; al abrirlas los que quedaban intentaron morderlo y Zarcos movió sus alas filosas con tal de rebanarlos; pero eso paso mucho tiempo después, unos 100 años para ser más exactos, los ataques se siguieron dando y ellos hacían lo que podían, sacaban a la gente de los pueblos e intentaban detener a los Daimon que parecía que no hablaban pero que si entendían a los humanos y a nosotros, solo comían humanos especialmente la sangre y el corazón, la carne solo la mordisqueaban por puro placer de una diversión perversa, se comunican entre ellos aun no sabemos como pero si se comunican entre ellos y alguien siempre los liberaba. Después de que pasaran esos 100 años y aprendieran como matarlos y saber que las palabras no eran suficientes en aquellas bestias, hubo otro gran ataque en una ciudad entera donde en la iglesia se escuchaban gritos horripilantes de hombres y mujeres, los Guardianes por más rápido que intentaron moverse no lograron llegar a tiempo para salvar aquellos que se encontraban en la iglesia solo lograron entrar cuando los gritos cesaron y encontraron con sorpresa y horror una figura, era un hombre más bien un Daimon o eso parecía aunque algunos preferían llamarlo Diablo, los cuerpos mutilados de las monjas y sacerdotes estaban en el suelo regados por todas partes, la sangre inundaba aquel piso como si no tuviera final y esa cosa que estaba ahí parada no parecía pelear solo estaba pintando algo en la pared con sus manos, eran más grandes de las que habían visto en los Daimon, en realidad todo él era mucho más grande de lo habitual, su cuerpo parecía el de un humano, un luchador,alto y fornido con una cabellera negra que le brillaba en la cabeza y unas enormes alas dobles cubrían su espalda, no parecía notar a los Guardianes que habían entrado o simplemente los ignoraba, el seguía haciendo su trabajo,solo parecía interesarle hacer eso,mientras tanto el grupo que había entrado donde se encontraba Zarcos, se veía expectante, se veían los unos a los otros sin poder decir una sola palabra, hasta que Zarcos enfurecido se abalanzo sobre él, aunque ni siquiera lo pudo rozar pues un gran grupo de Daimon le cerraron el paso inmediatamente,estos al contrario de su acompañante se veían rebosantes de excitación por cercenarle la cabeza a Zarcos y los demás, pero este se volteo rápidamente aunque los Daimon ya le habían tomado por la espalda Zarcos se elevo como pudo mientras sus compañeros luchaban contra los demás miembros,golpeo repetidas veces el techo con su espalda para que se bajaron los Daimon que estaban sujetos a ella, intentaban arrancarle las alas,y por mas que intentara tomarlos con las manos le salia peor pues si lograba agarrar a unos de ellos al querer jalarlo este le jalaba las alas también,desesperado tomo el suficiente vuelo con el poco movimiento que le quedaba y salio disparado directo al techo terminando fuera de la iglesia pues lo atravesó y con ello lograron caer los Daimon,pero no se podía valer de eso, pues aunque no estaban con él,sabia que estaban ocultándose para volver a atacar, tomo rápidamente su lanza y se bajo de nuevo a la iglesia para ayudar a sus compañeros no había tiempo que perder,ya habían derrotado a la mayoría de los Daimon,solo quedaba aquel que marcaba la pared,Zarcos se fue directo contra él lleno de ira,partiendo primero a los Daimon que estaban enfrente con sus alas,para después acabar con el,pero el Daimon reacciono y tomo a Zarcos por el cuello y lo levanto mientras profería un grito espantoso como cuando un animal se halla comiendo su presa y otro le roba. Las garras del Daimon se encajaban con fuerza en el cuello de Zarcos, se veía como las gotas de sangre caían lentamente,el Daimon le miraba a los ojos enfurecido, la lanza de Zarcos cayó al suelo provocando un ruido estrepitoso que molesto aun más al Daimon, intento golpearlo con la otra mano justo cuando Zarcos utilizo el escudo de las alas cortándolo o al menos eso pensó Zarcos...







15

No hay comentarios.:

Publicar un comentario