lunes, 30 de diciembre de 2013

~Ange ou Demon~El Guardián

By TheWickedNightmare

~Ange ou Demon~
    El Guardián
Capitulo 2
Quod angeli et daemones






No había forma de negar aquella absurda realidad.Era justo como el la estaba diciendo.
Bajé la mirada y mire sus manos,eran más grandes que las mías,sonreí tragué saliva y lo miré.
¿Y que podemos hacer al respecto?—. pregunté seriamente.
No olvidarte de quien eres ni lo que eres—.
¿Y quien se supone que soy?—.la tristeza iba marcando cada palabra.
Ya ni siquiera existo para quienes dicen que soy lo más importante.— una lágrima rodó por mi mejilla y el la limpio.
Estoy harta de esto. dije mientras lo soltaba y avanzaba sin saber a donde llegar.
¿De que Eileen?—.dijo él mientras me seguía.
De llorar como una niña, como si con eso mis padres aparecieran.—. Mi enojo como siempre llegaba a opacar la tristeza pero las lágrimas de todas formas seguían ahí desbordándose.Por más que intentaba tragármelas seguían saliendo mientras yo mantenía agachada la mirada.

Llorar no tiene nada de malo Eileen, hay personas que no pueden llorar y se sienten mal por ello incluso envidia por las que si pueden hacerlo; si habrá otras tantas que se aprovechan de ello para conseguir cosas pero recuerda que no solo lloras por tristeza,también por la felicidad,por el dolor,por el amor, y yo preferiría vivir en un mundo de llorones que sacan sus emociones por medio de lágrimas que por medio de armas...
Ustedes tienen la capacidad de expresar libremente sus sentimientos, en cambio los animales no hablan y aun así son más civilizados que los humanos.Prefieren olvidarse de los sentimientos y las emociones y llenarse de pura superficialidad,se traicionan continuamente y creen que es por otra cosa, pero en realidad es a causa de esos mismos sentimientos y emociones que se esfuerzan en negar.Sí las cosas van mal los maldicen y si las cosas van bien los alaban, pero si no sale algo como ustedes quieren, lo abandonan o lo maltratan, son las personas más egoístas que hay, solo pensando en sí mismos,peleando por el poder constantemente; queriendo lo de los demás, destruyendo lo que ya tienen.No sé como se las arreglan para perder el sentido del valor que tienen las cosas,pero siempre lo hacen una y otra vez.Siendo este su mayor error.
Así que llora mientras puedas, tal vez no sientas que logras nada,porque cuando llorabas habías estado sola,pero ya no llorarás sola, aquí estaré para consolarte ya te lo dije, ese es mi trabajo, no dudes de ello—.finalizo al tiempo que me levantaba la mirada.
Yo me aleje unos cuantos pasos para luego correr hacia él y abrazarlo,abrazarlo como nunca antes había necesitado un abrazo y solté esas tontas lágrimas que aun faltaban por salir; el me correspondió y me rodeo con sus brazos con fuerza,podía escuchar los latidos de su corazón.. saco sus alas para rodearnos con ellas. La calidez de estas y su abrazo bastaron para que yo me sintiera más tranquila, hasta que sus alas empezaron a tornarse de un color plateado...un conocido color plateado.
Las quise tocar como la primera vez que me vi rodeada de ellas y al tocarlas las abrí un poco, lo suficiente para ver como estelas negras empezaban a rodearnos. Allen rápidamente me tomo por el brazo y me puso detrás de él mientras adoptaba un expresión más dura.¡¿Era enserio?! ¡¿Otro ataque de los Daimon?!. Sentí como mi corazón empezó a latir rápidamente y se me iba el aliento, mientras mi cuerpo empezaba a temblar.
Allen abrió las alas logrando taparme toda vista posible de aquellas horrendas cosas.Pero no el sonido, el sonido de sus pasos acercándose, yo solo me aferraba a las alas que tenia enfrente; mientras los Daimon hacian unos ruidos extraños,eran unos sonidos guturales, más de animal que de persona como gruñidos, gruñidos de hambre.En ese momento una mano me toma y me pega al pecho de Allen  y nos elevamos, apenas y siento cuando mis pies dejaron el suelo, es como si todo fuera en cámara lenta, mientras nos elevamos veo como las estelas negras desaparecen del suelo y empiezan a aparecer en cielo miro a Allen y el solo me dice: 
Confía en mi Eileen—.
Confía—.
No sé a que se refiere con eso solo se que los Daimon se van acercando por más alto que vayamos. Allen me repite de nuevo que confíe en el, yo solo cierro los ojos y siento como me suelta y voy cayendo,tan rápido como nos elevamos, pero esta vez no habrá agua que amortigüe mi caída. Pero él dijo que confiara en él 
¿Cierto?.







9

No hay comentarios.:

Publicar un comentario